Google+ Entre elefantes: Pasta negra con gambones y gulas

viernes, 28 de noviembre de 2014

Pasta negra con gambones y gulas

Llevaba mucho tiempo con el deseo de tener una máquina para hacer pasta, y ya por fin los últimos Reyes Magos leyeron mi carta y me la trajeron. He probado ya a hacer fetuccini y espaguetis, todavía no me he lanzado a intentar elaborar raviolis (también me trajeron el accesorio para hacerlos los reyes). Aún quiero perfeccionar la técnica antes de zambullirme en el maravilloso mundo de la pasta rellena. He de decir que esta no es mi máquina, la he tomado prestada de Pinterest.


Lo de hacer tu propia pasta, aunque es laborioso, me encanta, la pasta se cuece enseguida y está riquíiiisima!!!Cierto es que sólo la hago cuando es fin de semana y tengo tiempo, el resto de las veces, hago como todos y recurro a los paquetes de pasta seca.
Visto que ya había hecho varias recetas de pasta al huevo, decidí probar con pasta de colores y en principio, me pareció que sería más fácil la pasta negra.

Y esta fue la receta que hice.



Del proceso de elaboración de la masa no realicé fotografías, la técnica es realmente sencilla, pero para el que no lo sepa, os dejo este vídeo del Chef Orielo



El resultado después de amasar la harina, el huevo y la tinta de sepia es este. No parece que eso vaya a estar luego en un plato!!Lo mejor, es que uses guantes para amasar. Yo como vi el vídeo después, no caí en la cuenta y cómo no había forma de quitarme la tinta de las uñas, recurrí a pintármelas de color rojo intenso!



Decidí en esta ocasión hacer espaguetis finitos. Los hice muy muy largos y no los fui estirando y separando, los puse todos juntos. Luego al cocerlos se separan la mayoría, pero para que queden irregulares como quedaron los míos, lo mejor es estirarlos, cortar la medida deseada y echarles un poquito de harina para que no se peguen.


Mientras cocemos los espaguetis, cortamos el ajo (o ajos, depende del gusto) en láminas y lo echamos en una sartén con aceite. A continuación echamos los gambones, y poco después las gulas. Cortamos el cornacho (o pimiento rojo seco) en tiritas y salteamos todo junto.

Una vez cocidos los espaguetis, los añadimos a la sartén, y mezclamos bien, para que se integren todos los ingredientes. En este momento yo echo un poco de sal por encima, no demasiada, porque las gulas ya son un poco saladas. 

Finalmente, servimos en el plato con un chorreoncito de aceite y rallamos queso parmesano o en su defecto granna padano por encima. Y voilà!, listo para comer!



¿Habéis probado a hacer pasta fresca?

¡Buen fin de semana!



2 comentarios:

  1. Yo le quitaría las gulas, pero de por lo demás seguro que me encantarían! Hace unos años le regalé a mi chico una máquina de hacer pasta fresca y la tiene ahí muerta de la risa.. voy a tener que usarla yo :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso eso, estrénala tú que no te arrepentirás!!!La pasta admite un montón de ingredientes!!! :)

      Eliminar